El poder de la conciencia
La conciencia es el elemento creativo del universo, sin conciencia nada será vivible

La conciencia es el elemento creativo del universo. Sin conciencia, nada será visible.

Gracias a la física quántica, ahora sabemos que una realidad no está separada de su observación y lo mismo pasa en nuestra vida. Lo que vivimos en nuestra vida no está separado de nuestra percepción. De hecho, el estudio de la biomecánica nos revela que el cerebro no es capaz de distinguir entre una situación real y una situación imaginada detalladamente o una memoria. Las mismas neuronas se activan cuando vemos algo que cuando recordamos o imaginamos algo.

La clave para la creación consciente se encuentra en nuestra percepción, lo que percibimos acerca de nosotros y de nuestra realidad y cómo nos hace sentir esta percepción. De hecho, esto crea las respuestas químicas y emocionales de nuestro cuerpo y de nuestra mente. Es un proceso continuo de causa y efecto.

La percepción estimula nuestra reacción y la reacción refuerza nuestra percepción. Nuestra conciencia es tan poderosa que no solo determina la calidad emocional de nuestra vida, sino que también activa respuestas fisiológicas también.

Este proceso comienza cuando una sola emoción o un solo pensamiento activa la glándula del hipotálamo en el cerebro que hace que ciertos péptidos sean liberados. Estas sustancias se mueven hacia ciertos receptores en el cerebro, creando una reacción química que es igual al estado emocional original. Ya sea positivo o negativo, pensamientos similares producen péptidos y emociones similares.

Con el tiempo, esta repetición apaga otros receptores en el cerebro que pudieran estar disponibles para péptidos de otros estados emocionales. De esta forma, nuestra percepción se vuelve algo fijo, repetidamente activando una cadena bioquímica de eventos que nos hacen sentir las mismas emociones del pasado y es así como se forman los hábitos emocionales.

Este proceso puede ser complicado, pero en realidad es muy simple y tiene un gran impacto en nuestra conciencia y en nuestra energía.

Hay dos pasos que puedes tomar para cambiar un patrón de percepción negativa.

Primero cuando sientas una emoción negativa, detente y respira profundamente. En silencio afirma “Mi cuerpo está soltando neuro péptidos de paz y tranquilidad. Puedo sentir una ola de serenidad y relajación fluyendo dentro de mi.

Segundo, cunado veas o estés en una experiencia que active una reacción negativa, afirma “Yo suelto esto. Yo suelto y me relajo. Yo elijo sentir paz.”

Cuando eliges enfocarte en percepciones más positivas, comienzas a producir neuro péptidos que son equivalentes a emociones de felicidad y fe. Esto, automáticamente cambia tu mente, emociones y las reacciones químicas de tu cuerpo y como resultado, la energía de tu conciencia cambia también. De esta forma, la conciencia es la fuerza más fuerte para la creación de tu destino.

Los tres ingredientes más importantes para activar el poder de la conciencia son la percepción, la imaginación y la expectativa. Estos ingredientes están energéticamente conectados en un proceso dinámico que nos pueden dar un increíble control sobe nuestra realidad.

La forma en la que vemos las cosas es tan poderosa que crea nuestro futuro. Como nos vemos a nosotros mismos, al mundo y a nuestro futuro es la fundación de nuestro estado emocional.

Tu habilidad para imaginar imagines vividas de éxito es lo que establecerá esa realidad en tu energía y en tu conciencia. Las imágenes que veas en tu mente se convierten en lo que ves en tu realidad.

Nuestras expectativas diarias pueden acelerar nuestra energía, así que cada día lo debes vivir como si ya eres, ya tienes o ya estás haciendo lo que estás imaginando de forma consciente en tu mente.

Tan solo un pequeño cambio en estas actitudes pueden crear un gran cambio en tu realidad, porque la conciencia es el poder más grande que tenemos.

Últimas Publicaciones

El poder de la conciencia
Imagínate
21 octubre, 2020
PROGRAMA PARA FAMILIAS, COMPARTE, GRACIAS
Archivar
Registrarse to leave a comment
El poder de la ley de soltar
Soltar es dejar ir esos pensamientos que no tienen más poder de que le podemos dar